H O N E Y E

Please Wait For Loading

The line and pre-order your Thanksgiving Honey today ! Order Now

Polen de abeja: el super-alimento de la naturaleza - Colmenas Compartidas

    You Here!
  • Home
  • apiculturaPolen de abeja: el super-alimento de la naturaleza

Polen de abeja: el super-alimento de la naturaleza

9 de mayo de 2024 Santi Cuerda Comments Off

El polen de abeja es un grano producido por las flores que aporta muchos beneficios para la salud. A pesar de su pequeño tamaño, este superalimento está repleto de nutrientes esenciales y compuestos bioactivos.

El polen es esencial para su supervivencia y desempeña un papel crucial en el desarrollo y la salud de la colonia de abejas.

Las abejas recolectan polen de las flores como parte de su dieta. Lo recogen, involuntariamente, con todos los pelos de su cuerpo, gracias a la electricidad estática, cuando visitan una flor para libar el néctar.  Luego lo trasladan, con ayuda de sus patas, incluso en vuelo, a las cestillas que tienen situadas en sus patas traseras, formando pelotitas, para llevarlo a la colmena.

El pan de abeja

Una vez en la colmena, las abejas mezclan el polen con néctar y enzimas salivales. Esta mezcla se almacena en las celdas de la colmena y se llama “pan de abejas”, donde los diferentes elementos están superpuestos y compactados en capas.

El pan de abejas es una fuente rica en proteínas, vitaminas y minerales.

Importancia nutricional:

El polen es una fuente vital de proteínas para las abejas jóvenes.

Las larvas se alimentan exclusivamente de pan de abejas durante sus primeros días de vida (después de los primeros tres días, en los cuales su alimento es la jalea real).

Las proteínas del polen son esenciales para el crecimiento y la formación de los tejidos en las abejas jóvenes.

Beneficios para la colonia:

El polen también es necesario para la producción de jalea real, que es, como hemos visto, el alimento de las larvas, en sus primeros tres días, y de la abeja reina, durante toda su vida.

Además, el polen contribuye a la salud general de las abejas adultas, mejorando su sistema inmunológico y su longevidad.

Polen, un superalimento, único en la naturaleza.

Los apicultores recogen un excedente del polen, mediante trampas cazapolen, que se instalan en las piqueras, o entrada a la colmena: éstas incluyen una especie de rejillas, por donde pueden pasar las obreras, con cierta dificultad, rozando sus patas traseras y perdiendo una parte de su preciada carga de polen de las cestillas, que se acumulará en una bandeja de dicha trampa. Así, dependiendo del clima, diariamente (o cada dos días) el apicultor recolectará, de forma sencilla, el contenido de las bandejas, como polen fresco. Para su mejor conservación, se secará –para eliminar un exceso de humedad-, antes de su envasado.

El polen de abeja es el alimento más completo que nos brinda la naturaleza, absolutamente inimitable, y se compone de:

Aminoácidos esenciales: Contiene 19 de los 21 aminoácidos esenciales en la naturaleza, lo que lo convierte en una excelente fuente de proteínas.

Vitaminas y minerales: Es rico en vitaminas del complejo B, vitamina D, E, K, A, inositol y colina. También contiene minerales como potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc.

Compuestos antioxidantes: El polen de abeja contiene flavonoides y carotenoides, que tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

Beneficios para la salud

Circulación sanguínea: Gracias a su contenido de flavonoides, el polen de abeja fortalece los vasos sanguíneos y mejora la circulación sanguínea y la función cardíaca.

Salud cardiovascular: Ayuda a reducir el colesterol, los triglicéridos y los lípidos totales en el cuerpo, lo que beneficia la salud del corazón.

Prevención del envejecimiento prematuro: Sus antioxidantes protegen contra el daño celular y el envejecimiento.

Apoyo inmunológico: Los nutrientes del polen fortalecen el sistema inmunológico.

Control de sebo y prevención de infecciones dérmicas: El polen ayuda a mantener la piel saludable.

Cómo consumir polen de abeja

Puedes incorporar el polen de abeja en tu dieta de diversas formas:

Directamente: Toma una cucharadita al día.

Mezclado con miel o yogur: Añade polen a tu miel o yogur para un impulso nutricional.

En batidos y smoothies: Agrega polen a tus bebidas saludables.

Recuerda que, aunque el polen de abeja es beneficioso, algunas personas pueden ser alérgicas. Siempre consulta con un profesional de la salud antes de incluirlo en tu dieta.

En resumen, el polen de abeja es un superalimento natural con propiedades únicas para la salud. ¡Aprovecha sus beneficios y disfruta de la naturaleza en cada grano!

Compra polen fresco, recogido cada día, aquí.