H O N E Y E

Please Wait For Loading

The line and pre-order your Thanksgiving Honey today ! Order Now

Cómo la avispa asiática amenaza a las colmenas: Guía para la prevención y protección - Colmenas Compartidas

    You Here!
  • Home
  • abejasCómo la avispa asiática amenaza a las colmenas: Guía para la prevención y protección

Cómo la avispa asiática amenaza a las colmenas: Guía para la prevención y protección

29 de abril de 2024 Santi Cuerda Comments Off

En los últimos años, la avispa asiática (Vespa velutina) ha surgido como una seria amenaza para las colmenas en diversas regiones del mundo. Con su agresividad y voracidad, este invasor ha puesto en peligro la supervivencia de las abejas y la producción de miel. En este artículo, exploraremos los peligros que representa el avispón asiático para las colmenas y ofreceremos consejos prácticos para prevenir y proteger a las abejas de esta amenaza.

El avispón asiático, originario de Asia, ha encontrado un nuevo hábitat en otras partes del mundo, incluyendo Europa y América del Norte. Esta especie depredadora se alimenta principalmente de abejas, lo que supone un riesgo directo para la salud de las colonias de abejas y la producción de miel. Además, su agresividad y capacidad para formar grandes colonias hacen que sea una amenaza aún mayor para las colmenas.

¿Qué es el avispón asiático y por qué es una amenaza?

La avispa asiática (Vespa velutina) es una especie de himenóptero alóctono, originario del norte de la India, del que se han descrito una docena de subespecies. Entre ellas, la Vespa velutina nigrithorax, es la subespecie exótica invasora que llegó de forma accidental, a Francia, en el año 2004. En España se detecta por primera vez en el año 2010 en Navarra desde donde se extiende a toda la cornisa cantábrica. En Asturias los primeros ejemplares se observan en el occidente, en el año 2014 procedente de un foco de Galicia, y en el oriente en el año 2016, procedente de la extensión por el cantábrico. En la actualidad, se extiende también por Cantabria, el País Vasco, Navarra, Cataluña, Castilla y León, Aragón… y ya se ha avistado en la Comunidad Valenciana.

La avispa asiática está incluida en el Real Decreto por el que se regula el listado y catálogo español de especies exóticas invasoras.

Impacto de la avispa asiática en las colmenas, la biodiversidad y la seguridad.

Cuando el avispón asiático ataca una colmena, las abejas son incapaces de defenderse eficazmente debido al tamaño y la fuerza de este depredador. El continuo asedio de los avispones sobre un colmenar lleva a las abejas a protegerse sin salir de la colmena, hasta que ésta colapsa. En efecto, además de causar la muerte de numerosas abejas, los ataques del avispón pueden debilitar la colonia y afectar negativamente a la producción de miel. Este impacto puede ser devastador tanto para los apicultores como para el ecosistema en general.

Esta especie está generando en la actualidad un significativo impacto en cuatro áreas:

En cuanto a la biodiversidad, debido a su predación sobre otros himenópteros (abejas, avispas, entre otros) y otros insectos.

En relación con la seguridad de las personas, aunque no es inherentemente agresiva, la presencia de nidos en estructuras, áreas pobladas y cercanas a viviendas, puede representar un riesgo por la posibilidad de una manipulación involuntaria, o por accidente.

En lo que respecta a la producción apícola, tanto de forma directa por la depredación como de manera indirecta por el estrés que causa en las colmenas.

Respecto a ciertos cultivos agrícolas, puede provocar considerables pérdidas económicas en árboles frutales (como manzanos), arándanos, viñedos y otros cultivos.

Consejos para la prevención y protección.

Monitoreo regular: Es fundamental realizar un monitoreo regular en las zonas donde se sabe que el avispón asiático está presente. Esto puede ayudar a detectar tempranamente la presencia de estos invasores y tomar medidas preventivas.

Trampas específicas: Colocar trampas específicas para avispón asiático alrededor de las colmenas puede ayudar a reducir su población y proteger a las abejas. Estas trampas suelen ser eficaces para capturar a las avispas sin dañar a las abejas.

Fortalecer las colmenas: Mantener las colmenas fuertes y saludables puede ayudar a las abejas a resistir mejor los ataques del avispón asiático. Esto incluye proporcionarles suficiente alimento y protección contra otros depredadores.

Educación y sensibilización: Informar a la comunidad local sobre el avispón asiático y cómo prevenir sus ataques puede contribuir a una respuesta más efectiva y coordinada ante esta amenaza.

Debemos destacar el trabajo que se viene haciendo en Asturias, para erradicar o controlar a esta invasora, desde hace años, con la labor incansable de expertos como Marino Fernández Pérez y la colaboración activa y coordinada de numerosos apicultores. Los excelentes resultados obtenidos con el novedoso sistema de la neutralización remota de nidos, mediante la captura y liberación de “troyanos” (ejemplares impregnados con un insecticida) indican que debe extenderse esta estrategia efectiva de trabajo, a otras Comunidades Autónomas, e invita a la esperanza de un mayor control de las poblaciones de velutina.

Otra nueva y mayor amenaza por el sur

En el sur de España se ha detectado otra especie de avispa invasora conocida como Vespa mandarinia, también llamada «avispón gigante asiático» o «avispón asiático gigante», si bien, desde la web avispaasiatica.org se afirma que “no hay constancia de su presencia en España, y tampoco en Europa, todos los avistamientos han sido desmentidos por las autoridades. Pero nadie puede negar que el riesgo de invasión está presente. Al igual que la velutina llegó accidentalmente a Europa también lo podría hacer en un futuro el avispón asiático”.

Su llegada sería una gran amenaza para el ecosistema y también para el hombre.

La mandarinia japónica se encuentra en el catálogo de especias invasoras redactado en 2013 por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Esta especie es nativa del sureste de Asia, especialmente en países como Japón, Corea y China.

El avispón gigante asiático es considerablemente más grande que el avispón asiático, o velutina, con una longitud corporal que puede superar los 5 centímetros y una envergadura de alas de hasta 7 centímetros. Esta especie es conocida por su agresividad y su potente veneno, lo que la convierte en una amenaza aún mayor que el avispón asiático común.

La posible presencia del avispón gigante asiático en el sur de España ha generado preocupación entre las autoridades y los apicultores, ya que podría representar una nueva amenaza para las colmenas y la biodiversidad local.

Qué puedo hacer yo.

De cara a presionar a las Administraciones públicas a que aúnen esfuerzos en esta línea de trabajo, hemos impulsado, con la apicultora Ana Inés Otero, una campaña de recogida de firmas, en la plataforma Change.org , con el nombre “Exijamos medidas para frenar la expansión de especies invasoras que amenazan a las abejas”  , que ya va camino de las 75.000 firmas.

¡Firma y difunde, y ayúdanos a conseguir ese objetivo! Para que los apicultores puedan usar la fuerza de estas firmas en sus reivindicaciones. ¡Y animamos a que lo hagan, se apoyen en ellas, y presionen a las Administraciones para actuar con más fuerza y contundencia!

En resumen, el avispón asiático representa una seria amenaza para las colmenas y la producción de miel. Sin embargo, con medidas preventivas adecuadas y una respuesta coordinada, es posible proteger a las abejas y reducir el impacto de este invasor en nuestras comunidades. Mantenerse informado, tomar medidas proactivas y trabajar juntos son pasos clave para mitigar los riesgos asociados con la avispa asiática y garantizar un futuro saludable para las abejas y la apicultura.